Sidebar

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Faro Recalada Monte Hermoso

El Faro Recalada a Bahía Blanca (más conocido como Faro Recalada) es un faro de largo alcance ubicado en la costa del mar Argentino, en el partido de Monte Hermoso, al sur de la Provincia de Buenos AiresArgentina.

Es una torre en forma de tubo con franjas horizontales de color blanco y rojo. Cuenta con 67 m de altura; y su diseño es de estructura abierta.

Está formado por un cilindro central de hierro de 1,50 m de diámetro y ocho columnas de hierro fundido. En su interior, una escalera caracol, conformada por 293 escalones, del mismo material, permite acceder a la linterna. Sus cimientos de 9 metros de profundidad le dan la estabilidad necesaria para resistir los fuertes vientos que azotan la región. Se inauguró el 1 de enero de 1906.1

Con sus 74 m, el Faro Recalada no solo es el más alto de Argentina (seguido por el Faro El Rincón), sinó de América, del Hemisferio sur y el noveno faro más alto del mundo.2​ Está ubicado a 2 km. al este del Balneario de Monte Hermoso, por el camino costero hacia Sauce Grande. Sus coordenadas son 39` 00' S, 61` 16' W. Se decide construirlo en 1904, sus elementos son traídos de Francia por la empresa que construyó la Torre Eiffel en París.

Su ensamble lo dirigió el Ingeniero Luiggi, el mismo que se encargó de la construcción de la Base Naval de Puerto Belgrano. Los terrenos pertenecían a la estancia El Recreo Viejo y luego fueron cedidos al gobierno nacional para su construcción

La iluminación original fue producto de la combustión de gas de kerosene, luego se utilizó gas acetileno, hasta que finalmente fue modernizado para funcionar con electricidad. Posee una lámpara de 1000 watts que eroga 1.000.000 de candelas, lo que le permite emitir una señal luminosa capaz de ser divisada a casi 28 millas náuticas.

Erigido y prestando servicios desde hace 105 años su estructura imponente y su vista única lo convierten en una visita obligada para el turista.

Hay quienes se arrepienten a mitad de camino, porque subir sus casi 300 escalones no es para cualquier estado físico. Otros jadean, pero al final logran hacer cumbre. Y están quienes lo suben como si nada, aunque al final, el aire escasea un poco. 
     
Lo que al Faro Recalada, con sus diez décadas y media de historia, nunca le falta, es la curiosidad de los miles de turistas que cada año se acercan a conocerlo decididos a ascender por su encierro circular, sabedores de que, al final, las vistas que ofrece el monumento coronarán el esfuerzo. 
     
Antonio, uno de los encargados de atender a los visitantes dispuestos a subir a través de una escalera metálica tipo caracol hasta lo más alto, explica que muchos bajan asombrados por la vista privilegiada a la que acceden. 
     
"A partir del 31 de diciembre vino mucha gente, aunque el récord de visitas se dio probablemente hace un par de años actualmente el número de visitantes es muy bueno", dijo.
     
Con respecto a la preservación de la estructura de hierro, recordó que en el año 2006, con motivo de celebrarse su centenario, el faro se pintó en su totalidad. 
     
En la actualidad --destacó-- con material cedido por una empresa del rubro, se realizan tareas de mantenimiento aunque con ciertas dificultades para llegar a las zonas más elevadas. 
     
Contiguo al gigante de hierro se encuentra el museo naval, donde se pueden encontrar historias concernientes a la inauguración del faro, su crecimiento y fotos de algunos faros aledaños.

El 1 de enero de 1906 fue inaugurado y desde entonces es el faro más elevado del litoral marítimo de nuestro país y de Sudamérica en estructura abierta. Se encuentra a 7 millas aproximadamente al oeste de la desembocadura del arroyo Sauce Grande.
     
Es una torre tubular con franjas horizontales rojas y blancas. Mide 73 metros y está formado por un cilindro central de hierro de 1,50 metros de diámetro y 8 columnas de hierro fundido. La escalera que posee en su interior es de hierro en caracol con 293 escalones.

El 11 de julio de 1928 se libró al servicio un nuevo aparato luminoso, un sistema automático A.G.A.-DALEN a gas acetileno, en sustitución del anterior sistema que era Barbier a incandescencia por el vapor del petróleo. Luego en el año 1976 se volvió a cambiar por un sistema eléctrico a 220 V proveniente de la red urbana.
     
Un siglo atrás, el lugar que hoy ocupa el Faro Recalada presentaba serias dificultades para el transporte de materiales, pues estaba cerrado por cadenas de médanos vivos. Por esta razón, tuvo que adoptarse el transporte por mar para hacer llegar a la zona los insumos necesarios para la construcción.

Los elementos necesarios fueron trasladados por el vapor Ushuaia. La torre llegó desde Francia, transportada por la empresa Barbier Bernad y Turenne y embalada en unos 100 cajones con etiquetas en las que podía leerse el destino: Monte Hermoso.

24/02/11
LA NUEVA PROVINCIA

 

Certificados SSL Argentina